« Back to Glossary Index

La Logística Outbound se dedica a hacer llegar los productos acabados desde su lugar de fabricación o desde el almacén hasta los consumidores.

 

¿Qué es la Logística Outbound?

La Logística Outbound o Logística de Salida es la encargada de hacer llegar el producto terminado hasta el cliente final. Para el cumplimiento de su tarea, este tipo de logística incluye todas las facetas del proceso: la recepción de los productos finalizados, su almacenamiento, la gestión de pedidos de los clientes, así como las operaciones de transporte y distribución.

 

Cómo opera la Logística Outbound

Debido a que se enfoca en la recolección, almacenamiento y distribución de los bienes finales, así como de los flujos de información relacionados con estos procesos, la Logística de Salida integra a la gestión de stock junto con las funciones de transporte.

Su objetivo es, pues, cubrir las actividades relacionadas durante ese lapso: selección, organización, entre otras.

La Logística Outbound se centra en:

  • Atención al cliente y canal de distribución.
  • La interacción entre la empresa y los clientes.
  • El movimiento de productos terminados o producto del negocio al cliente final.
  • La comunicación mejorada a lo largo de la cadena de suministro.

 

Principales fases de la Logística Outbound

Entre las fases más esenciales de la Logística Outbound se encuentran:

  1.   Almacenamiento. Incluyendo la planificación del almacén, su diseño y la distribución de espacios, además de la gestión de las mercancías y su disponibilidad para su salida del almacén.
  2.   Preparación de pedidos. Un paso vital en la logística de salida y la cadena de suministro cuya eficiencia se basa en la exactitud de los pedidos en términos de cantidad, producto correcto, abasto y que se encuentre en buen estado, además de la velocidad en la preparación de dichos pedidos y la evaluación de stock.
  3.   Transporte. La logística outbound puede incluir centros de distribución, en los que aún se realizan más pasos para su entrega final; además, el transporte debe contar con el elemento de trazabilidad de los envíos y cargas, velocidad de entregas y cumplimiento de calidad del pedido (que todo llegue en las condiciones esperadas).
« Regresar al índice del glosario