« Back to Glossary Index

Logística de larga distancia

La Logística a larga distancia es un factor crucial en la satisfacción de la demanda en los mercados internacionales, ya que de una buena gestión del ciclo completo deriva la entrega puntual y en perfecto estado de los bienes y productos necesarios para la sociedad.

 

¿Qué es la Logística a larga distancia?

La logística de larga distancia es el sistema que reúne las formas de organizar las actividades de envío de carga para un espacio geográfico amplio.

Por lo general en este concepto se incluye más de una ubicación como destino y a menudo se sitúa en el ámbito internacional o global, más que referirse a los fletes desde un extremo a otro del país.

Sin embargo, cuando se habla de logística nacional de larga distancia en países extensos como es el caso de México, si bien la ventaja es que se ahorran los trámites de aduanas y reglas de importación en lo que sí coinciden es que pueden aplicarse los mismos criterios en términos de gastos de combustible y salvaguarda de la cadena de frío, por ejemplo.

 

Medios de transporte para la logística de larga distancia

En la proyección de distancias recorridas se deben establecer los mecanismos que generen mayores ventajas para movilizar la mercancía. En algunos casos será necesario utilizar el transporte aéreo y en otros el marítimo, dependiendo de la naturaleza de la mercancía, la urgencia y el costo.

  • Ventajas del transporte aéreo: el de mayor velocidad, para cargas urgentes.
  • Ventajas del transporte marítimo: permite transportar grandes volúmenes de carga.
  • Ventajas del transporte férreo: el más barato para traslados por tierra.
  • Ventajas del transporte carretero: flexibilidad y envíos hasta cualquier punto.

 

¿Cómo se implementa una Logística de larga distancia?

La distribución física exitosa requiere el correcto manejo de los procesos de logística, garantizando la fluidez de la cadena de suministro y la coordinación entre todos los actores del proceso, desde la producción hasta la entrega de la mercancía en los almacenes del cliente.

Debido a la complejidad que supone la larga distancia, por lo general las empresas que deben hacer envíos de sus productos eligen redes logísticas tercerizadas; es decir, los servicios de proveedores logísticos.

Ello asegura la planificación, monitoreo y control de la cadena global. Y es que estas compañías logísticas se encargan de desarrollar un plan logístico y de transporte definiendo la ruta de punta a punta y considerando todas las alternativas.

« Regresar al índice del glosario