« Back to Glossary Index

IGI

El Impuesto General de Importación (IGI) es el gravamen que deben pagar los importadores para poder introducir bienes o mercancías al territorio nacional.

 

¿Qué es el Impuesto General de Importación?

El IGI es un impuesto al comercio exterior asociado a una fracción arancelaria, misma que se conforma por seis dígitos mediante los cuales es posible clasificar un artículo durante el proceso de importación a nuestro país para poder determinar cuál sería el monto de dicha obligación tributaria.

 

Cómo se calcula el IGI

La tarifa del Impuesto General de Importación debe asentarse con base en las leyes y tratados internacionales en los que participa México, específicamente basándose en el código arancelario internacional.

Por otro lado, la fórmula para calcular el IGI es:

 

Recordemos que el Arancel Ad-Valorem es un porcentaje fijo sobre el valor de aduana del producto, definido con respecto a un porcentaje del precio que tenga la mercancía (incluyendo gastos por seguros y transporte).

 

¿A quiénes aplica el IGI?

De acuerdo con la Ley Aduanera (LA), el Impuesto General de Importación debe aplicarse a quienes introduzcan mercancías procedentes del extranjero.

Por lo tanto, su cumplimiento no está limitado a la población civil, sean personas físicas (individuos) o morales (empresas). Así, este gravamen aduanal corresponde también a las entidades, incluso si éstas no causan impuestos federales o estén exentos de ellos conforme a otras leyes o decretos.

La única clara excepción es cuando se importan bienes o productos que se destinan a fines de defensa nacional o a la seguridad pública.

Dichas entidades que deben cubrir las cuotas compensatorias correspondientes son:

  •         La Federación.
  •         Entidades federativas (los gobiernos de los estados de la república).
  •         Los municipios.
  •         Las demarcaciones territoriales de la CDMX.
  •         Las entidades paraestatales de la administración pública federal.
  •         Empresas productivas del Estado.
  •         Instituciones de beneficencia privada.
  •         Las sociedades cooperativas.

 

« Regresar al índice del glosario