« Back to Glossary Index

Comercio Internacional

El Comercio Internacional es el intercambio de productos a nivel global, detonando la economía de los países mediante estas actividades de importación y exportación.

 

¿Qué es el Comercio Internacional?

El Comercio Internacional es el movimiento de bienes y servicios entre naciones para que éstas no dependen únicamente de su mercado interno y puedan ampliar sus perspectivas comerciales.

Puede, asimismo, entenderse el concepto de Comercio Internacional como el conjunto de las relaciones de Comercio Exterior entre los distintos países, en donde subyace una división internacional del trabajo.

En este sentido, al hablar de Comercio Internacional hacemos referencia a las transacciones comerciales que se llevan a cabo alrededor del mundo, empleando aquellos canales en donde participan los Gobiernos que han establecido relaciones de bilateralidad y multilateralidad.

 

¿Quién regula el Comercio Internacional?

Entre los diversos organismos regulares se encuentra la Organización Mundial del Comercio. Ésta se ocupa de las normas que rigen el comercio entre los países, constituyendo la base del sistema multilateral de comercio.

También se encuentran involucrados el Fondo Monetario Internacional, el Foro de Cooperación Económica, el Banco Mundial y los respectivos órganos regionales, como la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental.

 

Los sujetos del Comercio Internacional

No existe un solo protagonista del Comercio Internacional, sino la participación simultánea de:

  •         El Estado.
  •         Empresas nacionales.
  •         Empresas multinacionales.
  •         Empresas trasnacionales.
  •         Las franquicias y Joint Ventures.

 

Diferencias entre el Comercio Internacional y el Comercio Exterior

El Comercio Internacional trabaja en función de una actividad globalizadora, en donde se da una relación estrecha entre diversas regiones o bloques comerciales. En tanto, el Comercio Exterior se refiere únicamente a un país con respecto al resto del mundo, ofreciendo mayores oportunidades dentro del proceso de comercialización y creando mayores incentivos en la competencia.

En ambos casos, estimular la economía de los países, promoviendo la creación de nuevos puestos de trabajo y fomentando mayor acceso de mayores ofertas en el mercado.

 

« Regresar al índice del glosario