« Back to Glossary Index

Carga Consolidada

La Carga Consolidada es una opción de transporte logístico donde las empresas receptoras, es decir los clientes, comparten el servicio de envío y se dividen el espacio del contenedor.

 

¿Qué es la Carga Consolidada?

La Carga Consolidada es un tipo de carga en la que se envía mercancía de distintos consignatarios cuando sus productos son insuficientes para llenar un solo camión o contenedor de cualquier tipo (terrestre, marítimo, ferrocarrilero).

 

Ejemplo de Carga Consolidada

Aunque esta carga puede emplearse por cualquier vía de comunicación, se le asocia más con el transporte terrestre. Por eso, el clásico ejemplo de una carga consolidada es cuando un tráiler recoge en un puerto las mercancías previamente descargadas de diferentes barcos y que pertenecen a distintos clientes que se dedican a la importación con el fin de transportarlas por carretera hacia su destino final.

 

Características de la Carga Consolidada

Además de que las empresas comparten el espacio según el tipo de mercancía trasladada, este tipo de carga se caracteriza por:

  •         Los costos del transporte son absorbidos en conjunto por todos los beneficiarios.
  •         Los envíos se realizan al mismo destino para lograr el ahorro de tiempo y dinero deseado.
  •         Las unidades realizan varias escalas en la misma ruta para descargar su contenido paulatinamente.
  •         Suelen utilizarla las pequeñas y medianas empresas con envíos de hasta 5 toneladas.
  •         Se planifican los viajes de ida y vuelta para trazar las rutas óptimas en ambos casos.

 

Ventajas de la Carga Consolidada

Entre los beneficios de la carga consolidada se encuentran:

Resulta más económica en los envíos recurrentes.

Reduce tiempos en procesos de abastecimiento y producción.

Maximiza la rentabilidad al llenar el espacio no utilizado en los contenedores.

Cada vehículo tiene mayor aprovechamiento, reduciendo el impacto ambiental.

Mejora la productividad de las compañías logísticas, eliminando los viajes adicionales.

Se logra satisfacer las necesidades de un mayor número de fabricantes.

Los trámites aduaneros son más ágiles.

Reduce el inventario de mercancías de lento movimiento y gastos de almacenaje.

« Regresar al índice del glosario