« Back to Glossary Index

Bienes y mercancías

Los Bienes y mercancías son, en el marco del Comercio Exterior, los mobiliarios y artículos de distinta naturaleza que se importan o exportan en el mercado internacional.

 

¿Qué son los Bienes y mercancías en el Comercio Exterior?

Los Bienes y mercancías son aquellos objetos transportables que se presentan, registran y por los que se paga en las aduanas (si es el caso) durante su ingreso o salida del país con el objetivo de ser comercializados.

Hay que distinguir entre cada uno, pues aunque muchas veces se emplean como sinónimos en realidad no lo son. Las autoridades aduanales y hacendarias proporcionan las siguientes definiciones:

  1.       Un Bien es el conjunto de muebles de una persona, los cuales integran su patrimonio y tienen la particularidad de que se deterioran tanto por su uso en el servicio del contribuyente como por el transcurso del tiempo.
  2.       Una Mercancía es un producto (artículo), el cual se puede disponer para su venta.

 

Características de los Bienes y mercancías

  •         Su carácter físico, es decir, material.
  •         Se excluye por ende en estos conceptos a todos los servicios y productos que son intangibles (como es el caso de los derechos, seguros y propiedad intelectual).
  •         Deben de ser transportables, lo que excluye a los inmuebles, sin que ello signifique que estos últimos no sean objeto de comercio sino que tienen normas reguladoras diferentes.

 

Materias primas y manufacturas

Para su gestión administrativa y regulación, se dividen a su vez en dos tipos:

  1. a)       Materias primas. Los también llamados “productos básicos” son aquellos considerados por lo general como recursos naturales, tales como los minerales, productos agrícolas y ganaderos, entre otros; es decir, los que no han sido sometidos a proceso industrial o artesanal alguno para su transformación ni se les ha agregado un valor añadido.
  2. b)     Las manufacturas. Son aquellos “productos finales o de consumo” que han pasado por una transformación que implicó un trabajo (humano o automatizado) y capital invertido; se entiende que poseen un valor agregado a través de la tecnología o los procesos productivos.

 

« Regresar al índice del glosario