« Back to Glossary Index

Autoridad aduanera

La Autoridad aduanera es la encargada de realizar la supervisión de los procesos aduanales y encabezar los procesos y gestiones en materia de Comercio Exterior.

¿Qué es la Autoridad aduanera?

La Autoridad aduanera es la figura que se dedica a administrar las leyes y reglamentaciones aduaneras en México, vigilando que las acciones se lleven a cabo de forma apegada a lo que establece la Ley Aduanera vigente.

En ese sentido, supervisa que las actividades aduaneras cumplan lo estipulado; por ejemplo, el cobro del DTA (Derecho de Trámite Aduanero), el despacho aduanero de mercancías, entre otras.

Funciones de la Autoridad Aduanera

De acuerdo con el Artículo 2° de la Ley Aduanera, será autoridad aduanera cualquier funcionario al que las disposiciones aplicables le hayan delegado dicha facultad o atribución. La instancia para la que trabajan dichos funcionarios es la Agencia Nacional de Aduanas de México (ANAM). En tanto, las atribuciones que le corresponde son, entre otras:

  •         Verificar que en el despacho aduanero los importadores, los exportadores, los agentes aduanales y las agencias aduanales acaten las observancias establecidas en las disposiciones aplicables para el equipo requerido para promover el despacho electrónico.
  •         Informar a las personas que presten los servicios de manejo, almacenaje y custodia de mercancías de comercio exterior de aquellas mercancías respecto de las cuales se haya declarado el abandono y que no son objeto de destino, para que procedan a su destrucción.
  •         Ordenar y practicar visitas domiciliarias y demás actos que establezcan las disposiciones fiscales a los asesores fiscales, así como requerir información adicional a éstos o a los contribuyentes obligados a revelar los esquemas reportables y aplicar la sanción correspondiente.
  •         Ordenar a la instancia competente el pago, ya sea en dinero o en bienes equivalentes, del valor de las mercancías embargadas por las autoridades aduaneras o depositadas en los recintos fiscales y bajo la custodia de dichas autoridades, de las cuales exista imposibilidad para su devolución.

 

« Regresar al índice del glosario