¿Cuáles son las certificaciones que necesitas para exportar?

¿Estás a punto de comenzar tus exportaciones y no sabes por dónde empezar? En cuestión de logística, para hacerlo posible lo primero será averiguar qué tipo de certificaciones requieres para exportar. Averígualo en este artículo.

 

Una certificación para cada exportación

Cuando quieras expandir tu negocio hacia el exterior hay dos cosas que debes saber:

  1. a)       La primera es que los empresarios dedicados al Comercio Exterior deben tramitar una serie de documentos para poder realizar sus actividades de exportación, por lo que no serás la excepción y debes ponerte al día.
  2. b)     La segunda es que esas certificaciones que vas a gestionar no son únicas para todos, sino que varían según el caso.

 

¿Y de qué depende la certificación necesaria en cada caso? En suma, los factores más determinantes son el país de destino y el tipo de producto que enviarás, entre otras características específicas que apliquen.

Por ejemplo, la inscripción en el Padrón de Exportadores Sectorial dependerá de la naturaleza de los bienes y mercancías procedentes de México que comercializarás en otros países.

Claro, cuando hablamos de “una certificación para cada exportación” es en cierta medida sólo una expresión, pues podrían requerirse varias certificaciones a la vez.

 

¿Qué tipos de certificación existen?

Las certificaciones para exportación pueden ser de tipo fitosanitario, de circulación o para avalar el lugar de origen de las mercancías, entre otros.

En su mayoría se trata de documentos que fungen como avales sobre el cumplimiento de las Regulaciones y Restricciones No Arancelarias (RRNA).

A continuación, citamos algunas de ellas con una breve explicación para que te familiarices con las documentaciones pertinentes al identificar tu caso concreto.

 

Certificados de Origen

El objetivo de esta clase de certificados es acreditar la procedencia de los productos comercializados en el extranjero. Dado que el valor de dichos productos se basa principalmente en su calidad de únicos con respecto a su producción, es allí donde resulta indispensable contar con un documento que dé validez a la afirmación de su lugar de origen. Ejemplos pueden ser el tequila mexicano, el café colombiano, el puro cubano, entre otros.

 

Certificado Sanitario

Este documento es emitido por el organismo de control sanitario del país de origen, avalando que los alimentos y bebidas cumplen con las normas nacionales e internacionales en la materia. Además de la inocuidad del producto para la salud humana, se garantiza que éste se encuentra libre de agentes contaminantes.

 

Certificado Fitosanitario

Resulta necesario en la venta al exterior de productos agropecuarios para validar que no t3ngan elementos que puedan originar plagas.

 

Certificado CITES

CITES proviene de “Convención sobre el Comercio Internacional de Especies amenazadas de Fauna y Flora silvestres”, la cual regula el comercio de animales, maderas y plantas salvajes, así como los productos que de ellos se obtienen para salvaguardar a las especies amenazas de extinción. Es decir, se establecen los controles para asegurar la supervivencia de especies gracias a su manejo sostenible.

 

Certificado de Calidad

Con este certificado se expresa la calidad de un producto en relación con el cumplimiento de normas vigentes, generalmente las Normas ISO, u otros documentos de referencia.

 

Certificado de Peso o Volumen

Es expedido por la empresa certificadora oficial que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) autorice. En él se da constancia del peso o el volumen de la mercancía bulto por bulto, tanto neto como bruto.

 

Certificado de Inspección

Mediante este documento se logra prevenir el fraude, ya que muchos importadores reciben mercancías no deseadas.

 

Certificado de Análisis

Se trata de un análisis de características físicas y químicas para ciertas clases de mercancías que así lo requieran, realizado por un laboratorio de prestigio internacional.

 

Otros documentos para exportadores

Paralelamente a los Certificados de Comercio Exterior, quienes incursionan en exportaciones deben contar con la siguiente documentación mínima obligatoria, de acuerdo con las indicaciones del Servicio Nacional de Información de Comercio Exterior (SNICE):

  •         RFC de la persona física o moral.
  •         Registro en el Padrón de Exportadores Sectorial acorde al caso.
  •         Comprobante Fiscal de la transacción (factura comercial).
  •         Encargo Conferido (autorización ante la autoridad aduanera para que el Agente Aduanal lleve a cabo el despacho a nombre del exportador).
  •         Carta de Instrucciones al Agente Aduanal (información específica y detallada de la operación).
  •         Lista de Empaque.
  •         Documento de Transporte correspondiente.
  •         Permisos específicos según la naturaleza y condiciones de la exportación.

 

Documento de Transporte

El oficio al que se refiere el SNICE como parte de los trámites requeridos obligadamente consiste en un documento en versión física y electrónica que ampara las mercancías movilizadas y los medios de transporte empleados para ese fin.

Los operadores deben transmitir este documento a las autoridades aduaneras y a los titulares de los recintos fiscalizados de manera previa a su ingreso o salida del país, entendiéndose por tales a los pilotos, capitanes de embarcaciones, maquinistas de tren, conductores de tráiler o propietarios de las unidades de transporte.

Dichos documentos de transporte adquieren diferente nombre y forma según las vías elegidas para trasladar los bienes gracias a las ventajas que éstas ofrecen, pudiendo ser:

  •         Transporte marítimo: Conocimiento de Embarque (Bill of Landing).
  •         Transporte aéreo: Guía Aérea (Airway Bill).
  •         Transporte terrestre: Carta de Porte.
  •         Transporte ferroviario: Talón de embarque.