Cómo se clasifica la carga que se puede transportar

En entradas anteriores vimos cuáles son los tipos de vehículos de carga terrestre que pueden elegirse de acuerdo con las necesidades específicas de transportación. Esta vez entraremos más a detalle con respecto a la clasificación de la carga que se puede transportar.

 

¿Por qué elegir el transporte terrestre?

Antes de hablar sobre los principales tipos de carga terrestre, cabe recordar las abundantes ventajas que brinda el transporte de mercancía por carretera sobre otras modalidades de transporte, comenzando por ser la opción más económica.

A diferencia del tren, por ejemplo, los envíos carreteros son directos. Además, es mucho más sencillo realizar el rastreo de las unidades en tiempo real. También implica menos trámites para la gestión logística y se pueden movilizar todo tipo de bienes y productos.

 

Clasificación de la carga terrestre

A grandes rasgos, únicamente existen dos grandes categorías de carga, mismas que a su vez son subclasificadas según su naturaleza y que son las siguientes:

  1. a)   Carga general. Es la mercancía, suelta o empaquetada, que se cuenta por unidades. Dichas unidades pueden ser de distintos tamaños y peso.
  2. b) Carga a granel. Se refiere a la transportación de productos que no pueden empaquetarse individualmente. Por su naturaleza, requieren ser movilizados en camiones cisternas o cierto tipo de contenedores especiales.

 

Tipos de la carga general

  1.   Carga fraccionada. Es la mercancía que se lleva mediante cajas, paquetes o sacos.
  2.   Carga unitarizada. Se agrupa en grandes paquetes mediante pallets o contenedores.

 

Tipos de la carga a granel

  1.   Carga a granel sólida. Los productos sólidos a granel más comúnmente transportados son los granos y harinas que se dirigen a las plantas procesadoras de alimentos (humanos y animales, como en la elaboración de croquetas).
  2.   Carga a granel líquida. Además del agua y el petróleo, otras cargas a granel en condición líquida son el aceite y la leche, por ejemplo.
  3.   Carga a granel gaseosa. Cuando el material a transportar se encuentra en estado gaseoso. Tal es el caso del gas butano o del gas propano.

 

Categorías de carga por su naturaleza

Adicionalmente a la distinción entre la carga general y a granel, existen más consideraciones para entrar a detalle. Así, otras formas de categorizar la carga terrestre son en función de la naturaleza de la mercancía a transportar.

 

Carga de mercancías peligrosas

Los productos considerados como peligrosos, ya sea por sus características tóxicas, inflamables o radiactivas, requieren un tratamiento especial, puesto que podrían generar desastres ambientales o a la salud en caso de algún accidente o filtración.

Los transportistas que manejen este tipo de sustancias deben observar los lineamientos especiales de las autoridades del país y de las cámaras o asociaciones del sector, además de llevar en las unidades la clara señalización del producto transportado para que los automovilistas guarden las distancias y medidas de prevención necesarias.

En esta categoría entran los productos explosivos, sustancias venenosas y gases contaminantes, entre otros.

 

Carga de productos perecederos

Estos productos requieren priorizar su conservación en buen estado, por lo que será necesario echar mano de unidades acondicionadas para ello mediante frigoríficos. Al momento de movilizar productos que requieran temperaturas frías constantes, los camiones frigoríficos, refrigerados o isotermos son los ideales.

Los productos del mar como pescados y mariscos necesitan mantenerse congelados en una cámara con menos de -10°C.

Aunque los productos alimenticios son el caso más obvio (frutas, verduras, carnes, helados y derivados de la leche), también hay otros artículos que requieren el uso de estas unidades. Tal es el caso de los medicamentos, los productos bioquímicos y las flores.

 

Carga de productos frágiles

Otro tipo de mercancías que requieren un trato especial es el que, por su naturaleza frágil, puede romperse o descomponerse por un mal manejo. Por eso, estas mercancías exigen, en primera instancia, un embalaje adecuado, y además un cuidado delicado donde su transporte.

Por supuesto, hablamos de objetos de cristal o de porcelana, aunque también artefactos tecnológicos, desde televisiones hasta iPods. Las antigüedades y piezas de arte son también parte de esta clasificación.

 

Carga viva (animales)

Los camiones jaula son los indicados para trasladar animales vivos. Este tipo de unidades cuentan con un semirremolque cuyos laterales, parte trasera y techo tienen rejas para asegurar la ventilación adecuada para el ganado.

Además de las reses, los cerdos o las aves de cría y consumo, también son ideales para movilizar especies de zoológicos y caballos para competencias de salto o de carreras, entre otros.

 

Elige un transporte carretero confiable

Si necesitas un servicio confiable de transporte de mercancías, aquí encontrarás los mejores tips para elegir una buena empresa logística.

Cuando selecciones a tu proveedor logístico y de carga, recuerda evaluar que te proporcionen una gestión completa para que no tengas que hacer contrataciones individuales (uno por la carga, otro por el almacenamiento, uno más por la planeación de rutas).